Experiencia en Nueva Lengua, Bogotá
Mathias Weibel

Llegué en Bogotá para estudiar español por dos meses antes de viajar más en Latinoamérica… dos meses es suficiente, ¿no? Quería abrir nuevas puertas y ser capaz de conocer a la gente más profundamente durante mis viajes. Aunque hay muchos lugares en los cuales se puede aprender español, me encantaron las montañas y la aura de cultura y historia en Bogotá. Y… además… tenía el boleto de avión más barato. Sin embargo, me alegra mucho que elegí Bogotá y Nueva Lengua porque las clases llevan una mezcla de reto y fascinación, y los profesores saben bien los dos–cómo enseñar y cómo inspirar los niveles de interés de los estudiantes.

La experiencia de vivir en un lugar sumergido por el idioma y cultura es un gran beneficio. He estado afortunado tener oportunidades viajar a pueblos y parques cercanos, vivir con una familia colombiana y hacer relaciones con personas más profundas que podría haber hecho en un viaje más corto. He comido platos de muchas regiones, he descubierto chicha y por supuesto he bailado salsa, vallenato y cumbia (o trataba hacerlo, de todos modos). Fines de semana en Guatavita, Villa de Leyva, La Vega y Parque Natural Chicaque estuvieron un cambio de ritmo de Bogotá, y me ha dado cuenta que es un país con mucho más allá. Quiero volver a Colombia el año próximo para continuar explorando su diversidad, pero he vivido un buen rato en Bogotá.

Además, he logrado mi primera meta en comenzar este viaje, que era obtener una nueva perspectiva. Yo creo que esto solo puede ser hecho por pasar tiempo en un lugar sin prisa, con un mente abierta y por dejar la desconocido darse a conocer.

Todos los artículos de este blog han sido escritos por los profesores de nuestra escuela y por estudiantes de diferentes países que viajaron a Colombia para aprender español.
“ Viaja tu también y estudia español en NUEVA LENGUA

Síguenos en nuestras redes sociales:

     

Estudiar Español Nueva Lengua Bogotá
Estudiar Español Nueva Lengua Cartagena

VIDEOS RELACIONADOS

MEDELLÍN – GUADUAS