El tejo es el único deporte autóctono de Colombia, tiene una profunda relación con la cultura colombiana y su origen se remonta a la época precolombina: a los grupos indígenas muiscas. Nació en altiplano cundiboyacences, más exactamente en el municipio de Turmequé en el departamento de Boyacá. Su juego hacía parte de alguna ceremonia o celebración tradicional de la región, incluso quien ganaba podía tener derecho a escoger su futuro cónyuge.

Con el tiempo se popularizó en todo Colombia, convirtiéndose en el juego nacional de Colombia. En Bogotá hay muchas canchas de tejo y es un plan con amigos y familiar muy divertido. Al ser tan característico en nuestra cultura, invitamos a los estudiantes de Nueva Lengua cada mes a formar grupos y jugar una partida de Tejo.

El objetivo de este juego consiste en lanzar un tejo (elemento metálico) e introducirlo en un bocín, ubicado a unos 19 metros, el cual tiene a su alrededor cuatro mechas (artefactos pirotécnicos). Gana el equipo que más logre introducir, explotar las mechas o acercarse a la bocina el mayor número de veces.

“Es un juego increíble, me gusta mucho” expresa Jack Watkins, estudiante de nueva lengua y quien ha participado en tres oportunidades en este juego. “No tenemos este juego en nuestro país entonces debo aprovechar para jugar lo que más pueda acá” afirma.

El tejo es un excelente plan para pasar una tarde con amigos y familia. Mientras participan los jugadores es común tomar alguna bebida, escuchar música y reforzar la amistad y el cariño entre las familias colombianas. Este cálido ambiente lo sienten los estudiantes de Nueva Lengua. Viven una experiencia inolvidable en su paso por la escuela.

El objetivo de este juego consiste en lanzar un tejo (elemento metálico) e introducirlo en un bocín, ubicado a unos 19 metros, el cual tiene a su alrededor cuatro mechas (artefactos pirotécnicos). Gana el equipo que más logre introducir, explotar las mechas o acercarse a la bocina el mayor número de veces.

“Es un juego increíble, me gusta mucho” expresa Jack Watkins, estudiante de nueva lengua y quien ha participado en tres oportunidades en este juego. “No tenemos este juego en nuestro país entonces debo aprovechar para jugar lo que más pueda acá” afirma.

El tejo es un excelente plan para pasar una tarde con amigos y familia. Mientras participan los jugadores es común tomar alguna bebida, escuchar música y reforzar la amistad y el cariño entre las familias colombianas. Este cálido ambiente lo sienten los estudiantes de Nueva Lengua. Viven una experiencia inolvidable en su paso por la escuela.

Escrito por el profesor Julio Rodríguez Nueva Lengua Bogotá

Todos los artículos de este blog han sido escritos por los profesores de nuestra escuela y por estudiantes de diferentes países que viajaron a Colombia para aprender español.
“ Viaja tu también y estudia español en NUEVA LENGUA

Síguenos en nuestras redes sociales:

     

Estudiar Español Nueva Lengua Bogotá
Estudiar Español Nueva Lengua Cartagena

VIDEOS RELACIONADOS

MEDELLÍN – GUADUAS